únete a nuestra tarjeta de beneficios socio Trekking.cl x

No Dejes Rastros

Los Principios de NO DEJES RASTROS

1.    Planifique y prepare su viaje con anticipación
2.   Viaje y acampe en superficies resistentes
3.   Disponga de desperdicios de la manera más apropiada
4.   Respete la fauna silvestre
5.   Minimice el impacto de fogatas
6.   Considere a otros visitantes
7.   Deje lo que encuentre

UNO

Realizar actividades al aire libre con impacto mínimo, depende más de actitudes y conciencia que de leyes y reglamentos.

Minimizar los impactos comienza con una planificación cuidadosa antes de partir, considerando todo efecto posible de su presencia en el lugar.

Se debe tener en cuenta los siguientes puntos para evitar impactos negativos en la naturaleza.

Infórmese sobre el área que va a visitar

Así se puede maximizar la comodidad durante el viaje a la vez de colaborar con las prioridades de conservación del área y la reglamentación vigente.

Algunas consideraciones a tener en cuenta:

·    ¿Están permitidas las fogatas?·    ¿Se requiere de un permiso para acampar?·    ¿Se cobra la entrada?·    ¿Cómo es el clima?·    ¿Cuáles son los elementos más frágiles del área? Por ejemplo, ¿existe flora o fauna endémica o amenazada?·    ¿Existen temporadas de clausuras, para respetar ceremonias culturales de la gente local, o para proteger a la fauna en épocas frágiles?

Si es posible, programar los viajes para evitar las temporadas cuando mucha gente visita el área.

Utilizar equipo adecuado

Llevar el equipo adecuado minimiza la posibilidad de enfrentar situaciones de sobrevivencia donde uno tiene que priorizar la seguridad personal sobre la conservación del área.

Se debe llevar vestuario de acuerdo al clima y una botella para llevar agua le permitan mantenerse cómodo durante el día.

Si va a acampar se debe considerar llevar el siguiente equipo:

Una cocinilla para evitar la necesidad de hacer una fogata en cada campamento.·    Un bidón para traer agua al campamento hace más conveniente el acampar a una distancia apropiada (60m) de las fuentes de agua y en la superficie más resistente en el área.·    Si piensa acampar fuera de sitios habilitados, una palita de jardín le ayudará a disponer de los deshechos humanos de una manera sanitaria y segura.·    Una carpa o toldo para evitar la necesidad de construir cobertizos

Reducir la basura que va a llevar

Dejar en casa la basura potencial y reducir el peso y el volumen de la mochila.

Reembolsar los alimentos en bolsas plásticas, para así dejar los envases comerciales en casa. Las bolsas plásticas son más livianas y ocupan poco espacio al traerlas de regreso.

Tomar el tiempo para planificar las raciones de comida cuidadosamente para evitar otra fuente de basura – las sobras de comida.

Dominar las técnicas necesarias

Es importante adquirir información sobre el terreno por el cuál se transitará para asegurar que su grupo domina las técnicas indicadas y la condición física necesaria para enfrentar las exigencias del lugar en forma segura sin perjudicar el medio ambiente. Por ejemplo, si sabe utilizar un mapa y brújula, se vuelve innecesario marcar su ruta con montones de piedras o banderitas. Cada ambiente o actividad requiere de una destreza particular.

DOS

Un impacto importante generado por la recreación en áreas naturales es el pisoteo. La aplicación del segundo principio permitirá minimizar el daño a la vegetación y a los suelos. Cuando viaje en la naturaleza se deben realizar actividades en superficies que son resistentes, para que su estadía incremente lo menos posible los impactos presentes.

En Áreas de alto uso, practique lo siguiente:
·    Mantenerse en el sendero principal.
·    Acampar en sitios establecidos.
·    Proteger las fuentes de agua dulce.
·    Dejar limpio y mejor de cómo encontró el lugar.

Áreas de bajo uso, practique lo siguiente:
·    Caminar en superficies resistentes.
·    Seleccionar un lugar para acampar
·    Protejer las fuentes de agua dulce y realice las actividades contaminantes a más de 60 metros de ellas.
·    Evitar los lugares donde el impacto a penas comienza.
·    Evitar ubicar el campamento en sitios frágiles o sensibles.
·    Dejar limpio y mejor de cómo encontró el lugar.

El viajar y acampar requiere de la toma de decisiones para seleccionar el sitio más apropiado para causar el menor daño al ambiente.

Las estrategias a aplicar van a depender no sólo del ecosistema que visita, sino también los patrones de uso en el área. En áreas de alto uso se deben concentrar las actividades en rutas y sitios establecidos para no ampliar el área total impactada dentro de la zona. En áreas menos frecuentadas o vírgenes la estrategia indicada es esparcir sus actividades para no crear impactos duraderos ni áreas de sacrificio. Importante es evitar áreas donde el impacto apenas empieza y dejar que los sitios se recuperen en vez de convertirse en sitios establecidos.

Áreas de alto uso

- Mantenerse en el sendero principal: en casi todas las áreas para actividades recreativas, existen senderos o caminos establecidos con anterioridad. Algunas rutas y sitios de acampar ya están marcados en los mapas. Estas zonas que ya han sido alteradas cuentan con suelos duros, bastante compactados en los que la vegetación no se desarrolla. Zonas con estas características swe denominan “zonas de sacrificio”.

Junto con evitar el daño a la vegetación, otro objetivo de concentrar el uso en los senderos es minimizar los procesos de erosión, por esto se debe evitar cortar camino. Las paradas de descanso, se deben procurar hacerlas en zonas amplias que cuenten con suelos ya compactados o en lugares donde abunden las rocas grandes en las que se pueda sentar

- Acampe en sitios establecidos: En áreas populares la técnica indicada es seleccionar un campamento ya establecido, con esto se evita crear nuevos campamentos en la misma zona. En algunas áreas existen sitios designados por los administradores del área. Si no existe el sistema de sitios designados, se debe seleccionar un sitio altamente impactado y con la menor vegetación

Se debe tener cuidado de no ampliar más el lugar, se debe enfocar las actividades en el centro del sitio existente. En el campamento, especialmente cuando el grupo es grande, existe tráfico entre los sitios de las tiendas, la cocina, las mochilas, etc. Estos patrones de uso presentan el riesgo de crear nuevos senderos “sociales”. Lo recomendable es usar senderos ya establecidos aunque esto signifique el caminar un poco más. Basta que se pisotee unas cuantas veces la vegetación para que tengamos un nuevo sendero. La idea es confinar el impacto en los lugares que muestran un mayor uso y evitar el crecimiento del área perturbada.

Procurar modificar el sitio lo menos posible; no quitar la vegetación ni romper ramas para hacer un espacio más cómodo para la cocina o el lugar para dormir. Si decide utilizar rocas o pedazos de madera, regréselos al mismo lugar donde los encontró. Evitar construir estructuras que proporcionen una aparente comodidad momentánea, como las trincheras alrededor de la tienda, bancas o mesas. Si requiere de sillas, mesas o catres, es una mejor opción traerlos consigo.

- Dejar limpio el campamento: Para motivar a que otras personas utilicen los campamentos ya establecidos en áreas populares, es necesario dejarlo limpio. Un sitio con basura y restos de comida regados por todas partes no es atractivo para nadie, excepto para los animales carroñeros. Con esta situación, los visitantes crearán otro sitio para acampar, aumentando el área impactada.

Áreas vírgenes o poco frecuentadas

- Camine sobre superficies resistentes: en las áreas prístinas o vírgenes no existen senderos hechos por el hombre, por lo que es necesario ser más cuidadoso en seleccionar una superficie resistente para caminar. Siempre que sea posible, se debe procurar caminar en grupos pequeños, de preferencia, caminar por superficies inorgánicas como roca, arena, nieve o lechos de arroyos ya que éstas siempre serán las más resistentes. Cuando se viaja en áreas con vegetación, la clave es dispersar el impacto; limitando el número de pisadas en un mismo lugar, minimizando así el daño y dando una mayor oportunidad para que las plantas se recuperen. Considere que una planta se recupera mejor si se pisa 10 veces en un año, que 10 veces continuas. Para lograr esto, organizar al  grupo para que camine en forma de abanico.

Cada especie vegetal tiene su propia capacidad de aguantar el pisoteo (resistencia) o recuperar rápidamente del daño producido por el pisoteo (capacidad de recuperación). Los pastos son los más resistentes al daño debido a la estructura de las raíces y la flexibilidad de sus tallos. Plantas anuales se dañan fácilmente pero tienen una alta capacidad de recuperación. Las plantas con tallos leñosos no son muy resistentes y la recuperación es más lenta. Musgos son sumamente frágiles. En algunas oportunidades será difícil saber con certeza cuáles plantas son más resistentes al pisoteo, pero la clave en cualquier caso es dispersar el impacto.

Las pendientes muy pronunciadas se pueden considerar frágiles. Si es necesario hacer huecos para tener un mejor agarre en los pies, se destruye la vegetación que le da estabilidad a la pendiente y también se incrementa el proceso de erosión, en este casi buscar rutas alternativas. Si necesariamente se tiene que viajar por esa área, buscar superficies resistentes (rocas, nieve, etc.), dispersar el impacto y no caminar directamente hacia arriba o abajo de la pendiente sino usar la técnica de zigzag.

-Selección del sitio para acampar

Frente a la decisión de acampar en zonas de poco uso, tomar como guía la siguiente filosofía: El mejor sitio se encuentra, no se hace.

Para buscar un sitio apropiado para acampar se aplican las mismos criterios de resistencia y capacidad de recuperación mencionadas arriba en la sección de técnicas de caminar en áreas vírgenes. En los bosques y praderas, seleccionar áreas resistentes o con alta capacidad de recuperación. Si hay que acampar en zonas con vegetación escojer aquellas que sean más resistentes (pastos) o que fácilmente se puedan recuperar.

La organización del campamento tendrá una influencia importante en el impacto producido. La cocina es el lugar que recibe mayor impacto, por lo que es pertinente seleccionar un lugar muy resistente como una roca grande o un área arenosa. Ubicar las carpas en sitios separados de la cocina. Cada una de las mochilas debe colocarse en sitios aparte, así se esparce el pisoteo en una misma zona del campamento. Usar calzado de suela blanda y camine por áreas de tierra o roca o varíe su ruta entre las distintas zonas del campamento. De tal forma se pueda evitar el hacer senderos entre ellas.

El tiempo de permanencia de un campamento en área prístina o virgen, dependerá de la habilidad del sitio para resistir el uso y de las condiciones de seguridad del grupo. En general, es mejor no planificar estadías de más de dos noches cuando se está aplicando la estrategia de esparcir el impacto.

-Dejar limpio el campamento: para la mayoría de los campistas uno de los objetivos es “estar lejos del ritmo y las distracciones de la vida en la ciudad”. Para ese tipo de visitantes las áreas prístinas representan un ambiente de reto y de diversión y una oportunidad de disfrutar de la soledad en un entorno natural. Pero también viajar en áreas prístinas o poco frecuentadas representan un serio compromiso para dejarlas tan naturales como las encontraron. Las técnicas de No Deje Rastro contribuyen para lograrlo.

Cuando hablamos de dejar limpio el campamento en áreas prístinas es necesario tomarse un poco más de tiempo para “naturalizar ” el sitio y evitar dejar cualquier indicio de que alguien utilizo el lugar, ocultándolo de otros potenciales visitantes. Esparcir el material original en las áreas para que se vean limpias, borrar las huellas de las pisadas y rastrille con una vara los sitios de pasto que fueron acamados.

-Evitar los lugares donde el impacto apenas empieza: los sitios de acampar no se convierten en zonas de sacrifico ni en sitios establecidos después de una noche de uso, sino que el mayor riesgo se tiene al sentar el precedente de la existencia de un campamento. Una vez que exista la evidencia de que alguien ha acampado en dicho lugar, abre las puertas para que otros lo hagan y el uso repetido del mismo (aprox. 12 noches por año en bosques templados) crea áreas de suelo compactado que imposibilita el crecimiento de las plantas y facilita el proceso de erosión.

En áreas vírgenes, es mejor salir de la zona cercana al sitio incipiente para ubicar su campamento. Evitar utilizar los senderos incipientes, utilizar la técnica de dispersar el impacto o seleccionar una superficie durable. Una vez que el sendero es establecido y el suelo es removido, el daño que causa el agua al correr por esa superficie incrementa el riesgo de convertirlo en permanente.

Evitar ubicar el campamento en sitios frágiles o sensibles Dentro de esta categoría se incluyen las fuentes de agua fresca, sitios de anidación o hábitat de aves acuáticas, sitios de reproducción de mamíferos marinos, áreas con vegetación de hoja ancha, arbustos y flores.

- Proteja las fuentes de agua dulce: para minimizar las posibilidades de contaminar el agua dulce y de molestar a los animales silvestres que dependen de ésta para su alimentación, se debe seleccionar el sitio de campamento alejado de la fuente de agua. Una buena medida es acampar a 60 metros (70 pasos de adulto, aproximadamente) de distancia de la fuente de agua. Si no existe un sendero hacia la fuente de agua, utilice senderos alternados y acarree el agua en recipientes que le eviten hacer múltiples viajes. Con esto se evita el desarrollo de senderos y el pisoteo de la vegetación contigua a la fuente de agua.

TRES

Tener en cuenta los siguientes puntos antes de su salida.

Lo que lleve, regréselo:
a)    Reduzca la basura en su origen.
b)    Evite quemar y enterrar desperdicios.

Técnicas de higiene personal:
a)    Proteja las fuentes de agua dulce.
b)    Limpieza personal y de utensilios.
c)    Desechos humano.
d)    Lo que lleve, regréselo. Esta es una frase simple que recuerda a todo campista de
e)    regresar a casa toda la basura que ha producido en el campo.

Lo que lleve, regréselo

a) Reduzca la basura en el origen

Dejar en casa la basura potencial y reducir el peso y el volumen de su equipo.

Planificar el menú y reempaque todos los alimentos en envases reutilizables tales como bolsas plásticas, dejando en casa todo empaque excesivo.

Remuever las envolturas de dulces en su casa antes de salir y guarde sus dulces en bolsas plásticas de mayor capacidad. Trozos pequeños de basura se caen fácilmente de los bolsillos.

Los desperdicios orgánicos: Es importante recordar que aún cuando la mayor parte de la comida que se lleva al aire libre es de naturaleza orgánica, es ajena al ecosistema del lugar y su presencia provoca cambios en el comportamiento de los animales. Alimentar a los animales les modifica los patrones alimenticios, creando una dependencia del ser humano. Animales acostumbrados a ingerir comida dejada por visitantes se habitúan a la presencia del ser humano en su entorno. Muchas veces la fauna habituada, como ratones, se convierten en una molestia, carcomiendo mochilas y carpas para llegar a su objetivo.

Para recuperar los sobrantes de comida utilizar un colador de malla fina para las aguas grises. Cuando lave los platos colar las aguas grises, depositando los residuos en una bolsa plática y luego esparcir el agua colada en un área grande. (Colocar una aspirina en la bolsa de basura orgánica o toallas femeninas, reduce los malos olores.)

Se debe traer de regreso las colillas de cigarro, pues de colilla en colilla se puede hacer del bosque un enorme cenicero.

b) Evitar quemar o enterrar desperdicios. Las fogatas no consumen o queman totalmente los alimentos por lo cual este es un método ineficaz de disponer de ellos. El enterrar los desperdicios puede llamar la atención de animales que escarban y termina esparcido por toda el área.

Técnicas de higiene

a) Proteja las fuentes de agua
El agua es uno de los elementos claves para la salud y “salubridad” de un ecosistema.
Por ello, es muy importante que sepa como evitar contaminar el agua, procurando que los desperdicios se descompongan antes de llegar a la fuente de agua. Aunque parezca lo contrario, en el agua los desechos se incorporan al ecosistema y se acumulan, mientras que en la tierra los desechos se degradan en forma rápida, menos propensos a ser absorbidos en la cadena alimenticia de animales mayores.

Para minimizar las posibilidades de contaminar el agua dulce se debe seleccionar el sitio de campamento alejado de la fuente de agua. Una buena medida es acampar a 60 metros (70 pasos de adulto, aproximadamente) de distancia de la fuente de agua.

Si no existe un sendero hacia la fuente de agua, utilice senderos alternados y acarree el agua en recipientes que le eviten hacer múltiples viajes. Con esto evitará crear senderos o aumentar procesos de erosión en las riberas.

b) Limpieza personal y de utensilios
Tanto el aseo personal como el lavado de ropa y utensilios de cocina debe realizarse a una distancia mínima de 60 metros del agua. Para ello es necesario recoger el agua en un bidón o cacerola de cocina y transportarla lejos de la fuente de agua para llevar a cabo las actividades de limpieza. Estos procedimientos protegerán las fuentes de agua de contaminación al permitir que el agua gris sea absorbida por el suelo. Así se desenvuelve un proceso de filtración y purificación natural antes de que esta agua alcancen las fuentes superficiales de agua.

Cuando usa jabón para el aseo personal, es importante llevar uno biodegradable y bañarse utilizando agua acarreada, lejos de la fuente de agua. Siempre lave muy bien sus manos con agua y jabón luego de ir al baño ya que eliminará fuentes de infección.

En el caso de la limpieza de utensilios de cocina, lavar con agua caliente es suficiente para dejarlos limpios. Agregar unas gotas de cloro al agua con la que se enjuaga, puede evitar la proliferación de bacteria que producen enfermedades gastrointestinales.

c) Desechos humanos
Los desechos humanos, en particular las heces fecales, son una fuente de posible contaminación de las áreas silvestres. No sólo producen la proliferación de patógenos por insectos y animales, sino que además son un impacto visual muy negativo. Por ello, es de suma importancia que aplique algunas técnicas que ayuden a hacer más efectiva la descomposición de los desechos humanos y minimicen su impacto en el ecosistema.

-Si existe un baño o letrina en el área, utilícelo. Cuando muchas personas visitan un área, los desechos humanos pueden exceder la capacidad de descomposición del área. La presencia de un baño o letrina evidencia que la taza de uso es alta y es necesario concentrar los desechos para aislarlos del ecosistema. No arrojar en letrinas desperdicios ni envases ya que son muy difíciles de remover al momento de la limpieza.

-Hoyo de gato. Cubrir las heces con rocas inhibe la humedad y el calor que ayudan a la descomposición y puede resultar en sorpresas desagradables a otros visitantes. El hoyo de gato es la técnica más efectiva para fomentar la descomposición y degradación de heces fecales en donde no hay facilidades sanitarias. Sin embargo para aplicar la técnica del hoyo de gato, se requiere de un nivel de conciencia uniforme para todo el grupo.

-Cómo hacer un hoyo de gato: Lleve una pala corta, como la que usan los jardineros, porque necesitará cavar un hoyo. Seleccione un sitio por lo menos a 60 metros de una fuente de agua, camino o campamento (si existe una pendiente hacia la fuente, resulta mejor hacerlo más lejos), porque el suelo realizará el trabajo de descomposición de una manera natural e higiénica.

Un buen sitio es un lugar expuesto al sol, de preferencia con mucha materia orgánica, ya que estos elementos ayudarán al proceso de descomposición.

Cavar un hoyo de aproximadamente 15-20 centímetros de profundidad y después de haberlo ocupado, taparlo con la misma tierra que se sacó. También es bueno colocar algunas hoyas secas o ramitas que estén alrededor para ayudar a la descomposición y disimular el área.

- Escusados portátiles. En algunas áreas de alto uso, como costa desierto o en descenso de ríos, la práctica indicada es no dejar heces humanas en la zona. Estos casos normalmente son claramente definidos por los administradores del área. Existen sistemas portátiles y reutilizables comerciales diseñados específicamente para este uso. Utilice un aditivo químico o desodorante en el tanque para reducir el crecimiento de bacteria y la producción del gas metano. Por lo mismo es importante NO ORINAR en las tazas portátil. Papel higiénico puede ir dentro del tanque, dependiendo de la metodología para su disposición final.

Es recomendable incluir, cerca de la taza portátil, una estación para el lavado de las manos con dispenso de agua y jabón. Un dispenso de agua que funciona bien es una botella plástica con hoyitos en el fondo. Esta “llave” debe colgarse arroba en un balde para que agua jabonada que escurra de las manos puede ser colectado. En ríos turbias de alto volumen, disponga de esta agua en el río. En la costa o en ríos claras o de volumen moderado, esparce estas aguas en la superficie. Si está utilizado agua salada, procure buscar una zona arenosa y no sujetar la flora a la salinidad elevada. Ubica el escusado portátil en un superficie resistente.

Papel higiénico y productos de higiene femenina- NOLS considera que el papel higiénico no es necesariamente indispensable para un viaje al aire libre. En la naturaleza se pueden encontrar piedras, hojas secas, ramas o nieve que funcionan igual que cualquier papel de baño. Sin embargo, se sabe que adoptar esta actitud requiere de experimentación y de una postura abierta a nuevas técnicas. Así que si decide utilizar papel higiénico, es necesario aplicar una serie de recomendaciones para evitar el impacto negativo al ecosistema.

Use el papel higiénico con mesura y use papel sin tintes ni perfumes. El papel higiénico se deben quemar dentro de una pequeña lata para evitar, o llevado consigo. Para quemarlo es necesario que extendamos el papel y lo quememos dentro de la lata, cuidando de no esparcir las brasas. La otra opción es juntarlo en una bolsa de plástico y llevarlo de regreso a la ciudad o depositarlo en un baño o letrina más próxima. Las toallas femeninas siempre deben ser llevadas. (Colocar una aspirina en la bolsa de basura orgánica o toallas femeninas, reduce los malos olores.)

Hay que recordar que el papel higiénico es una de las fuentes de contaminación visual más desagradable que se presentan en sitios de alto uso, por lo que su adecuado manejo es indispensable para conservar la belleza del bosque.

La orina. A diferencia de las heces fecales, la orina de un individuo es básicamente estéril y tiene poco efecto sobre la vegetación, suelos o fuentes de agua. Sin embargo en ambientes que carecen de sales, la orina puede atraer la atención de animales, por lo que se recomienda esparcirla en un área amplia y evitar así los malos olores.

CUATRO

La recreación en la naturaleza puede causar una variedad de impactos a la vida silvestre y a largo plazo en la sociedad.

Tenga en cuenta los siguientes puntos

a)    Ayude a proteger el estado silvestre de la fauna.
b)    La fauna silvestre no existe sin su hábitat natural.
c)    Proteja las especies en peligro de extinción.

a) Ayude a proteger el estado silvestre de la fauna

Caminar sin hacer ruidos y mantenga la distancia necesaria para que los animales se  sientan seguros. Con binoculares o con la lente telescópica de la cámara disfrutar, observar y fotografiar la vida silvestre a distancia y ayudar a mantener silvestres a los animales silvestres. El provocar que los animales huyan, el perseguirlos, alimentarlos o atraerlos son todas acciones que comprometen la habilidad de éstos para comportarse según sus patrones naturales.

No alimentar a los animales ya que les provoca cambios en su comportamiento y por ende resulta en alteraciones de su dieta natural. Protejer la fauna silvestre almacenando su alimento y basura en forma segura donde los animales no lo puedan alcanzar.

No matar los animales a menos que tenga un permiso autorizado para cazar esa especie. El matar animales tales como las culebras y las lagartijas, por gusto o por miedo, rompe el delicado balance ecológico del lugar.

Considerar las necesidades básicas de la fauna silvestre, facilitándo el acceso libre a las fuentes de agua por dejar un espacio de amortiguamiento entre tus actividades y las fuentes de agua. Así la fauna tendrá el espacio necesario para sentirse seguro.

El lavado y la disposición de deshechos humanos deben ser realizados con cuidado para no contaminar el ambiente y para evitar daño a animales y fauna acuática. No introducir platos, ropa, ni cuerpos sucios en una fuente de agua. Proteja las fuentes de agua cuando pesque. No usar blanqueadores, químicos o dinamita para pescar.

CINCO

El prender fuegos sin las debidas precauciones representa una amenaza de fuegos forestales y causa daños a la apariencia natural de un lugar al dejar cicatrices en el ambiente y la vegetación. Por tal razón, en muchas áreas silvestres está prohibido hacer fogatas o solo está permitido en lugares designados. No Deje Rastro estimula a sus seguidores a restringir lo más posible el uso del fuego. Traiga la leña de su casa, o mejor aún, use estufas portátiles para cocinar. Si se decide usar una fogata, disponga de un recipiente con agua por seguridad y evitar incendios.

Preguntarse si necesita hacer fuego, llevar ropa de abrigo, una capa impermeable y una cocinilla de acampar liviana eliminará la necesidad de hacer fuego. Las cocinillas o estufas de acampar son el equipo más importante para minimizar el impacto ya que son portátiles, cocinan muy rápido y no dejan huella en el campamento. Los campistas deberán llevar consigo una estufa y suficiente combustible para cocinar todas sus comidas, siempre que sea posible.

Si opta por prender fuego, hay nuevas técnicas para hacerlo:

  • Conozca los reglamentos y las condiciones del tiempo
  • En áreas de alto uso solo haga fogatas en lugares ya utilizados para este fin
  • Colectar solo madera seca y ramas caídas de un área amplia
  • Usar trozos pequeños de madera
  • Quemar su fuego hasta producir cenizas o brasas muy pequeñas
  • Usar cacerolas portátiles para fuego
  • Usar barras de arena para contener el fuego
  • Usar la fogata de plataforma en zonas de bajo uso

Hay que conocer los reglamentos y las condiciones del tiempo, siempre que se prenda un fuego debe tomar en cuenta las reglas existentes, las condiciones del lugar y del tiempo, la disponibilidad de leña y sus propias destrezas. En los meses de mayor lluvia, llevar con usted leña seca o vaya recolectando ramas secos de lugares protegidos de la lluvia mientras camina. En los meses secos, las probabilidades de fuegos forestales aumentan, por lo tanto haga fuegos pequeños y manténgalos controlados. Puede que los fuegos estén prohibidos en las épocas de sequía.

En áreas de alto uso hacer fogatas solo en lugares ya utilizados para tal fin para concentrar los impactos. Utilizar los anillos de fogatas ya existentes, no construir uno nuevo. Si encuentra que hay varios anillos, destruya los mas deteriorados o mal ubicados y deje el que está mejor conservado para el uso de los visitantes. Los anillos o fosas para fuegos se deben dejar intactos para que otros los puedan usar. Si se desmantelan, siguientes personas harán fuego en un nuevo lugar. Estimule a otros a utilizar el mismo lugar dejándolo limpio. Asegurarse de quemar la madera completamente y remueva cualquier basura residual. Si el lugar para fuegos se está llenando de cenizas, remuévalas y riéguelas sobre un área extensa lejos del lugar de acampar.

Las fogatas solo se deben hacer donde hay abundante leña y condiciones apropiadas, recoger ramitas y ganchos pequeños del suelo. No cortar ramas de los árboles ya que esto deja cicatrices y causa impactos visuales adversos. Caminar unos minutos lejos del lugar de acampar y recoja leña en un área lo suficientemente grande para que no se note. Evitar construir fogatas bajo árboles o suelos con hojarasca.

Para causar mínimo impacto los fuegos son mucho más pequeños que los tradicionales, pero aún así resultan excelentes para cocinar. La leña debe ser de un diámetro menor al de la muñeca de un adulto. No fragmente la leña hasta que la vaya a quemar. La leña debe poderse cortar a mano al tamaño apropiado para que se consuma totalmente sin desperdiciarla. Esto elimina la necesidad de llevar consigo machetes o sierras, que son muy pesadas de cargar y al usarse dejan cicatrices indeseables. La leña que no se utilice puede volverse a tirar al bosque para evitar impactos visuales poco naturales. Es mejor no colectar troncos grandes picarlos ya que estos sirven una función importante en el ciclo de nutrientes en un bosque.

Quemar su fuego hasta producir solo cenizas o brasas muy pequeñas, el hacer esto requiere un poco de esfuerzo y tiempo adicional, pero es un paso significativo para minimizar los impactos. Una vez que el fuego se apaga, cualquier brasa o pedazo grande debe ser reducido a un polvo fino simplemente frotándolo uno contra otro con las manos cubiertas por guantes. Después de comprobar que no existe ninguna braza caliente, este polvo puede ser ampliamente regado sobre suelos cubiertos de vegetación junto a la ceniza y será absorbido en el suelo por los efectos de la lluvia y la vegetación.

A lo largo de los ríos o en las orillas del mar, se pueden hacer fuegos cavando pequeñas depresiones en la arena. Asegúrese de que lo hace en un lugar que se inunda con la marea alta o con el flujo máximo del río. Cuando el carbón se haya hecho cenizas y el fuego esté totalmente apagado, remueva las cenizas, riéguelas ampliamente y cubra de nuevo la depresión. Si hace lo anterior con cuidado dejará muy poca evidencia de su uso, y la misma será borrada al lavarse con la marea alta. Deje solo un poco de ceniza para ser llevada por la crecida.

Se puede hacer una plataforma o montículo de arena o tierra mineral que sirva de aislador para el fuego y que se pueda disimular fácilmente cuando termine. Primero, localizar una abundante fuente natural de arena o tierra mineral o de gravilla como la que deja un árbol grande en el hueco de sus raíces cuando se cae, o como son los márgenes del río. Utilizar cacerolas o sacos para cargar la arena hasta el lugar donde hará el fuego.

Construir una plataforma circular de tope plano, de 15 a 20 centímetros de grueso y de 60 centímetros de ancho con la arena. Si puede poner un pedazo de lona o tela gruesa bajo la arena, esto le facilitará luego la limpieza. El grueso del montículo es crítico para aislar la lona o tela debajo del calor de la fogata. Cuando el fuego se apague, las cenizas frías se deben regar y el suelo mineral se debe devolver al lugar donde se tomó y “barrer” para eliminar señales de perturbación. La ventaja de este tipo de fuego es que se puede construir en superficies resistentes tales como roca expuesta, hojas caídas o hasta yerba corta, sin dañar la vegetación o el suelo.

SEIS

Un problema con la recreación en algunas áreas naturales es que vienen distintos grupos de visitantes con distintos fines. Para amortiguar potenciales conflictos entre los visitantes, todos que vienen a disfrutar del área, es importante no pensar solamente en satisfacer sus necesidades particulares y momentáneas sino hacer un esfuerzo para que el provecho que uno saca de su visita a un área natural no perjudique el disfrute de otros.

Nunca olvidar que sólo se está de visita y que por lo tanto el objetivo es no solo conservar el sitio como lo encontró, sino también minimizar su disturbio del entorno durante su estadía. Tener en cuenta los siguientes puntos para minimizar el impacto de su visita.

Maximice la sensación de estar rodeado por la naturaleza: Guardar silencio y trate de armonizar con el paisaje circundante. Las radios portátiles son una invasión innecesaria de la ciudad en los lugares silvestres. La intrusión causada por el ruido que estos artefactos producen, perturbará la paz que otros visitantes desean disfrutar. Además los ruidos fuertes y la música perturban la vida silvestre. Si lleva una radio consigo, use audífonos para no molestar a otros y úselos con discreción.

Demostrar cortesía para otros usuarios y dueños de terrenos: Grupos con caballos u otros animales de carga tienen derecho de paso en los senderos. Caminantes y ciclistas deben moverse cerro abajo para dejarlos pasar. Hablar en voz baja mientras pasen, porque los caballos y otros animales de carga se espantan fácilmente. Manejar bajo control en todo momento cuando use la bicicleta. Antes de rebasar a otros, infórmelos de su presencia y procede con precaución. Deje portones como los encontró.

Evite llevar consigo animales domésticos: Evitar llevar consigo animales domésticos al bosque como perros o gatos. Generalmente estos animales tienden a perseguir y acosar la vida silvestre del sitio o inclusive cazarlos. También existe el riesgo de que se pierdan causando mayores problemas en el área, a usted y a los animales nativos. Consultar las regulaciones existentes del lugar que piensa visitar. Los animales domésticos dejan sus heces en sitios inapropiados.

Mostrar respeto en el uso de las facilidades públicas para la recreación: El conservar todas las facilidades en buen estado estimulará a otros a hacer lo mismo. Utilice los baños públicos como si estuviera en su propia casa, no pinte ni deje grafitos o marcas en las paredes. Nunca use cuchillos, machetes o pintura en estructuras de uso público ni en los árboles. No destruya la naturaleza circundante para fabricar sillas temporales para su comodidad momentánea.

SIETE

Las personas visitan los lugares silvestres para disfrutar de su estado natural y experimentar un ambiente que ofrece retos y sorpresas. Permita a otros experimentar este sentido de soledad y descubrimiento al dejar todo como lo encontró como las plantas, la vida silvestre, las rocas, los artefactos arqueológicos y otros objetos de interés.

Para dejar todo tal como lo encontró se debe:

Minimizar las alteraciones del lugar: El cavar trincheras para acomodar la caseta de acampar, o construir o improvisar mesas, sillas o hacer otras alteraciones rústicas al lugar, cambia el entorno natural. Deje los lugares naturales tal y como los encontró: estos pueden ser lugares de acampar tradicionales de los residentes locales. En los lugares prístinos, hacer una nota mental de como lucía y donde estaba todo cuando usted llegó. Si por alguna razón se remueven rocas o ramas, ponerlas de nuevo en su sitio antes de marcharse.

Evite dañar árboles y plantas vivas: Algunas prácticas recreativas, antes consideradas adecuadas, no son necesarias o han sido reemplazadas por el uso de equipo moderno de acampar. Antes era una práctica común el cortar ramas para protegerse o para hacer plataformas para dormir. Al presente el uso de carpas livianas y cojines de espuma sintética resulta más fácil y cómodo. No existe la necesidad de desfigurar los árboles o circundar los troncos con sierras, machetes o alambres. Esto hace daño al árbol, crea feas cicatrices y tienen un impacto de muy larga duración.
Para la colección de leña, procure solo juntar madera muerta y tirada para sus fogatas.

Evitar recoger flores, hojas o plantas comestibles: Esto parecerá un acto individual inofensivo, pero los efectos acumulativos de muchas personas haciendo lo mismo puede causar daños significativos o amenazar a especies en peligro de extinción. Las orquídeas y los musgos son plantas del bosque pluvial tropical que han sido seriamente amenazadas por estas prácticas de recolección. En lugares silvestres es preferible simplemente admirar las flores y plantas y llevarlas a casa solo en fotos, dibujos o sus memorias.

Deje los objetos naturales y los artefactos culturales: objetos naturales de gran belleza e interés, tal como los cristales, caracoles o fósiles deben ser dejados en su lugar. La misma ética aplica a los artefactos culturales, que incluyen piedras con grabados, cabezas de flechas y hachas y ruinas de estructuras. En muchos países estos artefactos están protegidos por leyes y es ilegal el excavar, perturbar o remover cualquiera de estos recursos de los lugares públicos. Los lugares y artefactos arqueológicos son sagrados para la gente indígena. Estos recursos nos ayudan a entender la historia natural de los humanos incluyendo los efectos de enfermedades, cambios climáticos y cambios en la fauna y sus poblaciones. El perturbar estos artefactos los saca de su contexto significativo y remueve un capítulo de una historia importante e interesante.

FUENTE: http://eduambiental.wordpress.com